Cercar en aquest blog

dissabte, 22 d’agost de 2015

Lo que cuesta fabricar una mesa expositora (Núm.48)

Algunas veces en mercadillos de bonsai, suele haber algún artista de la madera, en plan profesional, que ha invertido su tiempo en construir mesitas expositoras para bonsai.
Yo que profesionalmente trabajo de manera esporádica en temas de carpintería, me duele oír comentarios entre el publico de lo caras que son las mesitas estas.

A raíz de estas vivencias me propuse montar una publicación en el bloc con el proceso de fabricación de una mesa en concreto.

El tema comenzó en diciembre de 2010, con estas tres piezas que estaban en un armario tirado en los contenedores. Solo se pudo aprovechar esto.

Diciembre 2010

Lo primero buscar una idea o un modelo a seguir. Y al final la primera idea se dejo por buena, así que a plasmarlo en un dibujo, ya que vete tu a saber cuando nos pondremos al trabajo.


Esta que sera la pieza central a copiar para los faldones de la mesa, me iba a llevar mucho trabajo ya que se tenían que hacer una de igual y dos mas pequeñas para los laterales, a la vez que limpiar la original de los restos de barniz que traía.


También se tenían que igualar lo que serian las patas, que eran un poco diferentes. Se tenia que recortar por la linea marcada.


Solo tenia tres piezas del total de la mesa: una solo se tenia que limpiar y las otras dos limpiar, modificar y suplementar.

.

Cuanto mas me las miraba mas trabajo les encontraba.
Como la idea original era poder mostrar todo el proceso. Me lo plantee con calma. Haciendo trabajos puntuales y documentando poquito a poco.



En marzo de 2012 comencé ha hacer alguna cosa. Limpiar la pieza que mas quebraderos de cabeza me iba ha traer. 

Marzo 2012

Por la parte de detrás la pieza es lisa con lo que lo deje por limpiar a la espera de poder usar una pulidora del taller de carpintería.



Las dos patas también había que limpiarlas, pero como se tenia que reformar una y poner un suplemento a las dos por atrás, decidí esperar a poder usar el taller y hacerlo todo de un tirón.


Poniendo las tres piezas en la posición en que quedarían al final, me puse a calcular lo que seria el ancho de la mesa. 
En las mesas que voy construyendo últimamente suelo usar el método de los 2/3 aproximadamente para la superficie y para las patas, en este caso, tienen las medidas que tienen (14 cm.)


Para poder recortar las piezas que iba a añadir a estas patas y poder fabricar dos de nuevas, me hice con esta plantilla de cartón.


Aquí se puede ver como le falta un pedazo de madera a las patas para poder verse igual un lado que el otro en la esquina de la mesa.


Como tenia este taco de madera en casa, que casualmente era del mismo tipo que las patas recicladas.
Empece a plantear de sacar las otras dos patas de esta pieza. 


El problema era que no salían enteras por que la sección era demasiado pequeña. Total que habria que poner un suplemento al igual que en las de reciclaje.


Y seguía pendiente de fabricar los faldones, uno igual que este y dos de adaptados a las medidas que hemos previsto anteriormente.
Como veía que costaría lo suyo, paso mucho tiempo el proyecto parado. Las siguientes fotos ya son de Agosto de 2013
Agosto 2013

La pieza que ya tenia limpia....cada vez me gustaban mas sus detalles.



Paso un año entero hasta que el proyecto avanzo otro poco. En agosto de 2014 comencé a juntar piezas para adelantar las patas.

Agosto 2014


También aproveche las vacaciones para usar el taller y cortar las patas nuevas que tenia dibujadas en el taco de madera. Los tacos sobrantes son los que use para añadir a las patas recicladas.  


La verdad es que el taco dio mucho de si. Aparte del cuerpo principal de las dos patas nuevas también pude aprovechar la sección intermedia para las piezas a copiar de los faldones y añadir el suplemento a las recicladas.


Esto es lo que saque en bruto. Ese día aproveche bien el taller de carpintería.
Para sacar estas piezas en bruto es relativamente fácil en un taller industrial con una sierra de cinta continua, solo es cuestión de seguir la linea marcada.


Al día siguiente, ya con las piezas pegadas, seguí en el taller aprovechando que el personal estaba de vacaciones.


Con la sierra de cinta continua, vacié todo el sobrante de las patas.


Y con una alijadora de banda afine las marcas de la sierra y de paso se quito todo el barniz de las patas recicladas. Casi no se nota la diferencia de las nuevas a las viejas.




Después de esto vino otro parón, no tan largo como el anterior, y ya me puse con las piezas decorativas de los faldones (laterales) de la mesa.
En enero de 2015, aprovechando que los meses de invierno no se puede salir mucho de casa porque hace frío, comencé a dibujar y rebajar a mano las tres piezas que faltaban de los faldones. 

Enero 2015

Esta anterior es la de los laterales cortos, que después se corta con el grosor necesario y se hace la otra en la madera restante.



Aquí  ya se ha rebanado una y ya comenzamos con la otra corta.


Rebajar todo este relieve a mano es un autentico coñazo, pero como el invierno es muy largo y volvía a estar de vacaciones...



A finales de enero de este 2015,  me encerré un sábado en el taller para otro paso grande en el proceso.
Se trataba de buscar, esta vez  en tablones de madera nueva, las piezas para el marco de la parte superior y el centro del sobre de la mesa.



Tres piezas del marco las encontré con facilidad y la cuarta tuve que juntar dos trozos que encontré en el montón de los desperdicios.


Planteando para  las medidas


Juntando otras piezas para la parte central del sobre.



Después de que haya secado el sobre, lo corte a la medida y le hice estos rebajes para encajarle en las piezas del marco



En las piezas del marco se hizo esta regata para que encajara la pieza central


Esta imagen esta  un poco mal tirada, ya que debería apreciarse que los listones del marco están cortados ya a 45º


Una vez comprobado que las piezas encajan perfectamente ya se pueden juntar con cola y dejar secar algunas horas


Pasadas estas horas, ya tenemos la pieza del sobre entera, para continuar. Esta sera la parte superior.



Y esta la parte inferior


Antes de seguir, lijamos todas la superficies y el canto para mecanizarlo.


Este es el mecanizado que le he echo en esta ocasión y para esta mesa.



Ya con todas las piezas en casa me planteo juntarlas con tubillones


En una comprobación de que todas las piezas se ajustan a las medidas necesarias, reparo en que quizás solo con los tubillones, los faldones decorativos queden frágiles. Así que otro viaje al taller a por unas piezas a modo de escuadras para reforzar la zona media de los faldones.


Ahora que todo parece estar correcto ya podemos empezara juntar las piezas. Esto era en el mes de febrero de 2015


Primero marcamos donde haremos los agujeros de los tubillones.


Agujereamos y comprobamos que entran lo suficiente


Con estas piezas vamos a marcar la otra parte del agujero en la mesa.



Un simple golpe y ya queda marcado el sitio del resto de los agujeros.



Comprobamos que la otra mitad del tubillón entra lo suficiente


Lo untamos de cola, ponemos los tubillones y lo dejamos apretado durante unas horas.


Después de este proceso a las cuatro patas


Los mismos pasos para los faldones decorativos


Solo que al mismo encolar, juntaremos las piezas de refuerzo solo con la cola.









Después de repetir los pasos lado por lado....


¡¡¡Ya tenemos la mesa montada!!!



Una vez quitados los restos de cola  y afinado alguna arista que quedaba, vuelve a quedar el trabajo parado por el tema de los trasplantes (finales de Febrero), después la preparación de la exposición de las fiestas, trabajo y algún descanso de vez en cuando. No es hasta pasada la exposición de las fiestas del pueblo, que inicio la fase final de la mesa coincidiendo con las vacaciones de Agosto.

En mi afán de tenerlo todo organizado, continuo el proyecto grabando el numero 48, que sigue en la lista que tengo de mesas y demás artefactos para exponer.

Agosto 2015

Repaso con masilla algunas imperfecciones muy evidentes.


Después de retirar, con un lijado, el exceso de masilla y un repaso ocular para darlo todo por acabado.
Paso a tintar la madera con un color oscuro. En el bote del tinte ponía "color negro". Es un tinte al agua, que para pintar a brocha va mucho mejor que los tintes con disolvente, ya que estos aplicados a brocha dejan marcadas las diferentes pasadas de producto.


Luego dejar secar. Al ser tintes al agua tardan un poco mas que los que son con disolvente. A estas alturas no vamos a ir con prisas!! 


Una vez el tinte seco, empiezo a aplicar el barniz. Yo suelo usar laca de poliuretano de dos componentes y aplicado a pincel. Se puede ver el cambio de tono en la parte central con la aplicación de la laca.

Una vez aplicada una primera capa en toda la superficie exterior como interior, hay que dejar secar.


Después de secar hay que frotar con una lija de grano muy fino, sacando un polvillo blanco y dejando la superficie sin asperezas de ningún tipo.
Esto en todo la superficie y en los rincones hasta donde el tacto y las lijas puedan llegar.
Y otra segunda capa de laca de poliuretano


Dejar secar otra vez



Y volver a pulir esta segunda capa. Yo uso estas esponjas con la lija incorporada que funcionan muy bien para pulir el poliuretano 


Lo dicho, en los rincones se llega hasta donde se pueda.


Cuando ya esta toda la superficie, una pasada de aire comprimido para quitar el polvillo que queda adherido a la mesa.



Y aquí es donde yo  cambio el proceso que habitualmente hacemos en la carpintería, tengo que comentar que en la carpintería estos procesos son a pistola.
 En el taller se daría una tercera capa de poliuretano con un endurecedor mas potente, que le daría un aspecto mas brillante y mas de mueble. 
En cambio aquí lo que hago es dar una pasada de cera de patinar, para que se aprecie la veta de la madera.


Luego bien frotado con un paño para quitar el exceso de cera y que quede lustroso pero no brillante, intentando que no distraiga mucho la atención al bonsai con brillos innecesarios.


 Y ya se puede dar por acabada la mesa expositora Número 48.




Una vez visto todo el proceso, mas artesanal que industrial, para esta mesa  yo me pregunto ¿cual seria su precio razonable?.
Desde mi punto de vista de trabajador de una carpintería donde el trabajo se mide por €/h y que si toda la mesa se hubiese realizado en taller, es muy probable que solo se hubiese tardado una semana estaríamos ablando de unos "1000€ solo del trabajo!!", Aparte la madera, lacas y demás, que creo que con otros 100€ lo tendríamos listo. ¡¡Quien va a comprar una mesa artesana para exponer su bonsai!!, si ya encuentran caras las que vienen de importación o fabricadas en serie a unos costes inferiores a 500€ en estas medidas.


Es cierto que los trabajos en serie reducen mucho los costes y si están automatizados muchísimo mas.
No es menos cierto que al ser toda una serie igual carecen de esa exclusividad que tienen los productos elaborados manualmente uno a uno.
Una exclusividad que aunque la pagues a precio de coste, nunca sera suficientemente valorada.


Vicenç B.